Clínica Vida Especialidades ofrece un espacio agradable y relajante a sus clientes

Categoria

Medicina Estetica

Existe un dicho que afirma, que si quieres saber cómo envejecerá tu mujer en el futuro tan sólo tienes que observar a su madre. Parece que ese dicho no deja de ser una realidad. De madres a hijas, un parecido lógico De todos es sabido que los rostros de las hijas tienden a parecerse al de sus madres, sino en la adolescencia, más adelante, con el paso de los años, cuando la flacidez y la pérdida de volumen hacen su aparición. Heredamos las arrugas de nuestra madre

En el congreso de la sociedad americana de cirugía plástica celebrado recientemente en Seattle se hizo referencia a las últimas investigaciones que se han realizado en cuanto a este tema se refiere. Así, recientes estudios del Loma Linda University Medical Center de California constataron mediante diferentes investigaciones que las mujeres tienden a desarrollar el mismo tipo de arrugas que poseen sus madres. La investigación se llevo a cabo estudiando el proceso de envejecimiento de diez parejas de madres e hijas de edades comprendidas entre 15 y 90 años. Para dicho estudio se tomaron numerosas imágenes digitales en 3D con el fin de observar los procesos de envejecimiento, detectando que se producía la misma configuración celular y de esqueleto. La genética de las arrugas El resultado confirma la teoría de que heredamos las arrugas de nuestra madre, ya que las hijas tienden de forma sorprendente a parecerse a sus madres en términos de flacidez y de pérdida de volúmenes. Las zonas más afectadas eran las situadas principalmente alrededor de los ojos y en los párpados inferiores. Los autores de esta investigación, Matthew Camp, Zachary Filip, Wendy Wong y Subhas Gupta confirman que estos estudios podían marcar nuevas pautas a seguir en cuanto a cirugía de párpados se refiere y rejuvenecimiento de la zona de los ojos en general, por otra parte uno de los procedimientos más comunes en cirugía. La flacidez en los párpados aparece alrededor de los 35 años para continuar progresando a lo largo de la vida. Quizás en un futuro no muy lejano, las mujeres recuran a los cirujanos tan sólo para parecerse a sus hijas y no a estrellas de la meca del cine.

Más información sobre temas de salud en:

www.clinicavidaespecialidades.com

Ginecología-Urología–Endocrinología-Dermatología-Sexología-Medicina Estética

Ginecología Gabriela Bravo

Medicina estética Graciella Moraes

Dermatología Ander Zulaica

Urología Eduardo Zungri – Carlos Müller – José D. Bermudez

Endocrinología Ricardo García- Mayor

Sexología Aránzazu García da Silva

Con el paso del tiempo la ley de la gravedad deja su impronta en nuestro cuerpo. Los brazos son uno de los lugares donde ésta más se hace notar. Éstos se descuelgan perdiendo su firmeza y presentando un aspecto flácido que resulta desalentador.

LA FLACIDEZ

La pérdida de definición en los contornos no sólo afecta al rostro sino también de manera paulatina al resto del cuerpo. Los brazos son uno de los más afectados como consecuencia de los cambios hormonales que se producen en la mujer, y que influyen notablemente en la firmeza de la piel tanto superficial, epidermis, como profunda, dermis. Los tejidos debido a estos procesos, tardan más en renovarse lo cual tiene como consecuencia una pérdida de tono y firmeza. Por otra parte las proteínas de la piel importantísimas para la tonicidad, como son el colágeno y la elastina, disminuyen, con lo que se pierde calidad cutánea.

EL ÁCIDO HIALURÓNICO PARA REAFIRMAR LOS BRAZOS

El ácido hialurónico consigue tensar y reafirmar los brazos al eliminar las arrugas que éstos adquieren en el proceso natural de envejecimiento. Este gel reabsorbible, es un tratamiento de relleno bastante sencillo que mejora considerablemente el aspecto de los brazos que sufren de flacidez. Además, se trata de un material biocompatible con el organismo y biodegradable, es decir, que termina siendo absorbido por el cuerpo devolviendo juventud a los brazos.

UN PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN MUY SENCILLA

El procedimiento de rejuvenecimiento de los brazos mediante ácido hialurónico es un método sencillo que se realiza tras un estudio del historial médico del paciente. Primero se procede a una limpieza de la piel, tras la cual se extiende una crema anestésica que intenta disminuir las molestias del tratamiento. Se desinfecta la zona y se aplican micro inyecciones en la zona profunda de la dermis. Dichas inyecciones se introducen en bíceps (parte interior superior), y tríceps (exterior del brazo), para terminar con un masaje que favorece la introducción y distribución del producto.

En el común de los casos es suficiente con una sesión para empezar a notar resultados, pero en cualquier caso depende siempre del propio estado de la piel. Los resultados se observan de forma progresiva y natural pudiendo apreciarse los primeros cambios tan sólo unas horas después de su aplicación. Se puede decir que el 75 % de la mejoría se observa en el mismo momento de la aplicación y durante las horas siguientes se nota un 20% más.

Los resultados obtenidos dependen de cada persona pero de cualquier forma se trata de un tratamiento duradero, que puede durar más de un año aun habiendo necesidad de retoques puntuales, y eficiente.

Publicado en: El cuerpo

Más información sobre temas de salud en:

www.medicos-estetica.com

www.clinicavidaespecialidades.com

Medicina estética Graciella Moraes

GINECOLOGÍA-UROLOGÍA–ENDOCRINOLOGÍA-DERMATOLOGÍA-SEXOLOGÍA-MEDICINA ESTÉTICA

Ginecología Gabriela Bravo

Dermatología Ander Zulaica

Urología Eduardo Zungri – Carlos Müller – José D. Bermudez

Endocrinología Ricardo García-Mayor

Sexología Aránzazu García da Silva

Book your appointment

Teléfono 986 22 59 43