Vasculitis

page2_img1

Vasculitis

La vasculitis es una inflamación de los vasos sanguíneos. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca a los vasos sanguíneos por equivocación. Puede ocurrir por una infección, una medicina u otra enfermedad. La causa es a menudo desconocida.

La vasculitis puede afectar las arterias, venas y capilares. Las arterias son vasos que trasladan la sangre desde el corazón hacia los órganos del cuerpo. Las venas son vasos que trasladan la sangre de regreso al corazón. Los capilares son pequeños vasos sanguíneos que conectan a las arterias y las venas de menor tamaño.

Cuando un vaso sanguíneo se inflama, puede:
• Estrecharse y hacer más difícil el paso de la sangre
• Cerrarse completamente por lo que la sangre no puede pasar
• Estirarse y debilitarse tanto que brotan. A este ensanchamiento se le llama aneurisma. Si se revienta, puede causar una peligrosa hemorragia al interior del cuerpo
• Los síntomas de una vasculitis pueden variar, pero suelen incluir fiebre, inflamación y una sensación general de enfermedad. La meta principal del tratamiento es detener la inflamación. Los esteroides y otros medicamentos para detener la inflamación son a menudo útiles.