Reuma

page2_img1

Reuma

Las enfermedades del aparato locomotor, también denominado sistema musculoesquelético, se caracterizan por la aparición de alteraciones en uno o varios de los elementos que forman el aparato locomotor, es decir, los huesos, las articulaciones, los músculos, los tendones y los ligamentos

Como ya se ha comentado, existen más de un centenar de enfermedades reumáticas diferentes como consecuencia de las distintas formas de alterarse el aparato locomotor. Por ejemplo, el cartílago articular se puede convertir en una superficie irregular, perder su capacidad de amortiguación y sufrir un proceso de desgaste. Es lo que se conoce con el nombre de artrosis, más frecuente en las articulaciones que soportan peso, como la columna, las rodillas y las caderas, o que han estado sometidas a un uso repetido, como las manos. A veces el problema es una hinchazón articular persistente, de causa desconocida, como en la artritis reumatoide, o ataques súbitos de hinchazón articular con intenso dolor, como ocurre en la gota y que son debidos a un trastorno del metabolismo del ácido úrico.

En otros casos son las articulaciones de la columna las que se inflaman, como en la espondilitis anquilosante, pues también hay articulaciones entre los huesos de la columna vertebral. Los huesos, sin una causa aparente o como consecuencia de un trastorno hormonal, un tratamiento médico o alguna enfermedad, pueden sufrir un proceso de descalcificación y convertirse en frágiles, con riesgo de fractura ante un traumatismo mínimo, como ocurre en la osteoporosis. También los músculos pueden sufrir alteraciones como consecuencia de su inflamación, como pasa en las enfermedades musculares inflamatorias, o de una contractura prolongada, como ocurre en el tortícolis o en algunos dolores de espalda. Otras veces, el problema está en los tendones que también pueden inflamarse y/o desgastarse, como en algunas personas con dolor en el hombro. 1 Qué es? El Reuma Las articulaciones y los huesos, como otras partes del organismo, se pueden infectar ocasionando una enfermedad que seguramente requerirá un ingreso hospitalario. A veces, la enfermedad es consecuencia de un trastorno inmunológico que produce manifestaciones clínicas en otros órganos o sistemas, además de en el aparato locomotor, como el lupus eritematoso sistémico. Finalmente, las enfermedades de otros órganos o sistemas, aunque parezca extraño, también pueden repercutir en el aparato locomotor y causar dolor, molestias u otro tipo de síntomas. Así sucede con algunas enfermedades de las glándulas endocrinas, la sangre, la piel, etc. En definitiva, las enfermedades médicas del aparato locomotor constituyen un conjunto muy diverso y complejo de patologías que deben ser atendidas por su médico especialista, que es el reumatólogo.