Labioplastia

page2_img1

Labioplastia

Este proceso consiste en una cirugía menor, en la que la magnitud de los cambios va a depender totalmente de los objetivos deseados por la paciente.

El tamaño de los labios menores en algunas mujeres puede ser tan marcado, que no solamente produzca molestias locales como mayor irritación, incomodidad al vestirse, al hacer ejercicio, al sentarse o para realizar su higiene personal, sino que puede entorpecer seriamente las relaciones sexuales. Esto último se debe a que ocasiones este excesivo tamaño hace que la mujer se siente cohibida con su pareja al tener que mostrarle algo que ella considera que no es atractivo desde el punto de vista estético y también debido a las molestias que se pueden producir durante la penetración. Sin embargo los problemas no siempre están en relación al tamaño de los labios y por esto se debe diferenciar cada caso.

Esta alteración anatómica se puede corregir con la reducción de los labios menores y al hacerlos simétricos y con un aspecto más acorde con la imagen que desea de ellos la mujer.

Cuando los labios menores sobresalen demasiado de los labios mayores pueden afectar a la paciente en diferentes aspectos:

• Molestias en la práctica de deportes.
• Molestias en el uso de prendas ajustadas.
• Dolor en las relaciones sexuales.
• Complejo o sentimiento de inseguridad ante la pareja.
• Problemas de irritación.
• Problemas para mantener la higiene, sobre todo durante la menstruación.

Se realiza mediante una cirugía sencilla llamada Labioplastia
La cirugía vaginal es un procedimiento quirúrgico que afecta a la sexualidad de la mujer y que por lo tanto, no se trata de una simple cirugía estética por lo que requiere que lo haga un profesional con seriedad y experiencia para evaluar las implicaciones en cada caso.

Como se realiza

Este tipo de cirugía no es nuevo, pero en los últimos años ha evolucionado con nuevas técnicas. Actualmente la realizamos mediante bisturí o con laser de CO2.
Ambos métodos en manos de un buen experto son efectivos y seguros y ambos logran resultados muy satisfactorios en la zona intervenida.

Debemos hacer una valoración ginecológica completa de la paciente para descartar enfermedades ginecológicas que puedan contraindicar la operación de los labios vaginales, debemos valorar si la paciente es fumadora o no porque debe dejar el cigarrillo al menos en forma temporal y posteriormente valorar la anatomía de la vulva y aconsejar a la paciente después de conocer sus deseos. De esta manera se planearán todos los detalles de la cirugía e incluso el método a utilizar.
Es una intervención ambulatoria que solemos hacerla con anestesia local acompañada con sedación para lograr que la paciente esté relajada. Si la paciente lo desea se realiza con anestesia general.
El postoperatorio es poco molesto por lo que generalmente la paciente puede reincorporarse al trabajo al día siguiente, aunque es preferible hacer reposo durante las 24 h siguientes a la cirugía. Los puntos se eliminan en unas dos semanas y se pueden volver a reanudar las relaciones sexuales en un mes aproximadamente.