Cirugia urologica ambulatoria

page2_img1

La Ginecología

La ginecología trata los problemas y salud del aparato reproductor femenino y de la mama, entre otros problemas, la menstruación y su pérdida, la salud de los ovarios y los genitales, así como las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Abarca problemas diferentes que afectan a distintas zonas del aparato reproductor y mama, en algunos casos los problemas son asintomáticos, es decir, no presentan síntomas. Sobre todo en el caso de la infertilidad, que no se es consciente del problema hasta que se decide tener un hijo y el embarazo no llega.

El rol del ginecólogo va mucho más allá de prescribir un anticonceptivo o controlar el embarazo. Debe preocuparse de la salud de la mujer en todas sus facetas y etapas, entregarle toda la información necesaria, despejar dudas y sobre todo, trabajar en la prevención de enfermedades.
La mayoría de las enfermedades o alteraciones se presentan justo cuando nos descuidamos. ¿Sabía que puede adquirir una infección de transmisión sexual (ETS) sin mostrar síntomas? ¿Y que una ETS no tratada podría causarle desde graves lesiones uterinas e infertilidad hasta cáncer cérvico-uterino? Éste es sólo un ejemplo de por qué es importante prevenir y tratar a tiempo.
Por otro lado no es conveniente usar un anticonceptivo, sin tener en cuenta si es el más adecuado para ti, si puede causar efectos secundarios, qué hacer en tal caso o cómo actuar cuando hay olvidos. Todas estas preguntas debieran ser resueltas en el marco de una consulta ginecológica con tu médico.
La consulta ginecológica es muy importante, porque en ella no solo se intenta resolver las patologías actuales del paciente, sino también prevenir los posibles problemas futuros.
En términos generales, estos son algunos síntomas de problemas a tratar por la ginecología:
• Desarreglos menstruales: sangrado entre reglas, síndrome premenstrual, dolor, etc.
• Orinar con frecuencia y de forma repentina con dificultad para aguantar la micción.
• Micciones dolorosas.
• La vagina sangra sin motivo aparente después de tener relaciones sexuales o dolor durante el coito.
• Sensación dolorosa o de presión en la zona pélvica, diferente a los dolores menstruales comunes.
• Sensaciones en la vagina de ardor, dolor, picazón, escozor, inflamación o enrojecimiento.
• Ulceración o nódulos en el área genital.
• Mayor secreción vaginal o con mal olor o con un color no habitual.
Problemas comunes tratados por la ginecología
Las siguientes son algunas de las dolencias más comunes que trata la ginecología:
• Síndrome premenstrual: aproximadamente un 80% de las mujeres en edad reproductiva lo padecen, suele aparecer entre 7 y 14 días antes de la menstruación.
• La endometriosis: es un trastorno que sufren miles de mujeres y que puede ser bastante perjudicial para la calidad de vida.
• Vaginitis: se entiende por vaginitis la afectación inflamatoria de la vagina y de la porción vaginal del cuello del útero, puede ser infecciosa y no infecciosa.
• Dolores menstruales: seis de cada diez mujeres sufren dismenorrea, es decir, menstruaciones dolorosas.
• Menopausia
• Menstruación abundante o Menorragia: la definición menstruación abundante o menorragia se aplica cuando la menstruación supera los 7 días de duración, afecta a un 15 ó 20 % de las mujeres.