Cefaleas

page2_img1

Cefaleas

El dolor de cabeza es el motivo de consulta más frecuente en Neurología. En la inmensa mayoría de los casos no reviste gravedad pero produce una merma significativa en la calidad de vida de la persona que lo sufre.

La migraña o jaqueca es la causa más conocida. Se trata de un dolor, con frecuencia pulsátil, en un lado de la frente, ojo y sien, que aumenta con la actividad física y mejora con el reposo a oscuras y en silencio. Los episodios más intensos se acompañan de náuseas y vómitos. Al tener un componente hormonal es frecuente en la mujer que se asocie a la menstruación. También con frecuencia hay familiares con el mismo problema.

Pero el dolor de cabeza más frecuente, aunque menos conocido, es la cefalea de tensión. Se da en pacientes con un perfil de personalidad tenso, preocupado. Se localiza en toda la cabeza o en partes variables de la misma, suele ser como una presión (a veces también como pinchazos) y es menos intenso que el de la migraña, de manera que el paciente puede seguir trabajando, muchas veces con la ayuda de un analgésico. Es frecuente que empeora conforme avanza el día porque la tensión nerviosa que lo origina también va acumulándose con las preocupaciones de la jornada. El dolor suele ser más frecuente que el de la migraña.

Tanto la migraña como la cefalea de tensión pueden complicarse con la llamada cefalea por exceso de analgésicos. El paciente refiere dolor de cabeza 15 ó más días al mes en presencia de abuso de analgésicos (cuando se toman más de 10-15 días al mes durante más de 3 meses consecutivos).
Es importante identificar el tipo de cefalea que padece el paciente, a veces cuadros mixtos, porque con el tratamiento adecuado mejoran sustancialmente, consiguiendo además tomar menos “pastillas”.