Anticoncepcion

page2_img1

Anticoncepción

ANTICONCEPCIÓN: Anticoncepción Con Métodos Naturales

La Planificación Familiar Natural, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprende las técnicas para evitar o conseguir una gestación basándose en la observación de signos y síntomas naturales de las fases fecunda e infecunda del ciclo menstrual.
Según este concepto, y basándonos tan sólo en la observación de los cambios fisiológicos femeninos que ocurren a lo largo del ciclo menstrual y de la vida de la mujer, podremos obtener el conocimiento de la fertilidad, lo que proporciona una independencia de métodos artificiales - farmacológicos, implantativos, intracavitarios o de barrera - que han sido los que hasta la actualidad han controlado el funcionamiento de la vida de millones de parejas, y cuyo objeto de actuación ha sido, y es, mayoritariamente la mujer.

Con la auto-observación que conlleva el seguimiento de los métodos naturales, la mujer conoce los cambios de su cuerpo en cada momento y el significado de los mismos. Para ello se le instruye de forma tutelada durante los primeros meses ; en una segunda fase la mujer se ve capacitada para poder interpretar por sí misma cualquier síntoma ya sea habitual o no .

La finalidad de esta instrucción es la de conocer el comienzo del período potencialmente fértil, al que seguirá un período fértil, y a continuación el período totalmente infértil: nunca será la de conocer el momento de la ovulación.

Han de estar implicados ambos miembros de la pareja en la observación de los diferentes cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer, y actuar en consecuencia, en armonía, al unísono en cada uno de los períodos fértiles/infértiles.El método sintotérmico es perfectamente adecuado a todas las circunstancias de la vida reproductiva de la mujer, desde la adolescencia hasta la perimenopausia, pasando por el período de la lactancia (MELA: método de lactancia - amenorrea). Pero además pueden ser aplicables en sentido biunívoco: tanto para evitar o distanciar la gestación como para buscarla.

ANTICONCEPCIÓN: Metodos anticonceptivos de barrera

Los métodos anticonceptivos de barrera son aquellos que aplicados sobre el aparato genital masculino o femenino bloquean temporalmente la entrada de los espermatozoides en el tracto genital o bien evitan su ascenso más allá del orificio externo del cérvix.

Dichos métodos ya eran conocidos al principio de la Historia de la Medicina: tanto en el papiro de Petrie (1850 a.C.) como en el papiro de Ebers (1550 a.C.), aparecen descripciones de preparaciones anticonceptivas para usarlas en vagina, a base de excrementos de cocodrilo o un tapón de hilaza con miel.

Más tarde, la preocupación por el contagio de “enfermedades venéreas” hizo que los hombres se protegieran poniéndose fundas en el pene de distintos materiales, intestinos de animales, telas, caucho, hasta llegar al látex actual, pero se vieron desplazados con el desarrollo de la anticoncepción moderna, más segura, mediado el siglo XX, y la disponibilidad de tratamientos antibióticos eficaces contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) conocidas hasta entonces.

La aparición de la pandemia mundial del SIDA en la década de los 80 del siglo XX vuelve a ponerlos de actualidad y la toma de conciencia de la necesidad de protegerse de forma eficaz con los métodos de barrera hace que las investigaciones sobre estos métodos se hayan multiplicado tratando de mejorar su eficacia, facilitar su uso y abaratar su costo.

Aunque menos efectivos, en lo que a anticoncepción se refiere, que los métodos hormonales o los DIUs, son los únicos que protegen, en mayor o menor grado, de las ETS/VIH confirmándose como una buena herramienta en la prevención primaria.

Cuando una persona demanda un método de barrera debe ser informada correctamente del nivel de eficacia como anticonceptivo y de su grado de protección ante las diferentes ETS y debe conocer cómo se usa y cómo se cuida.

Se debe disponer de la Anticoncepción de Emergencia ante cualquier eventualidad en el uso de un método de barrera para evitar un embarazo no deseado así como disponer de un método de barrera cuando hay riesgo de ETS/VIH aunque se esté usando un método anticonceptivo de uso continuado y mayor eficacia. Esto último es lo que conocemos como “doble método” o “doble protección”

Los métodos de barrera presentan una serie de ventajas:

No requieren intervención sanitaria especializada.
Tienen pocos efectos secundarios (locales).
No se conocen efectos sistémicos.
Reducen el riesgo de transmisión de ETS.
Se obtienen sin prescripción médica.

También debemos de tener en cuenta algunas desventajas:

Menor eficacia que la anticoncepción hormonal y los dispositivos intrauterinos.
El éxito de su uso va unido a una buena motivación y constancia.
Requieren manipulación de los genitales.
La mayoría debe aplicarse durante o próximo al coito.
Son caros.

Los métodos de barrera se clasifican en:

a) Químicos: Inactivan o matan a los espermatozoides.

Espermicidas (cremas, supositorios, espumas, geles, films, etc.)

b) Físicos: Impiden el acceso de los espermatozoides al cérvix uterino.

Preservativo masculino o condón.
Preservativo femenino.
Diafragma vaginal.
Capuchón cervical.
Esponjas vaginales.
Escudo de Lea...